domingo, 4 de octubre de 2009

Final México 1970


Brasil versus Italia, uno de los grandes juegos del siglo 20. Pelé & Co. El beso de la victoria...

Street Art al natural

Calle Campeche, casi esquina Insurgentes. La acción de los elementos.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

The MAN of Free Software

Domingo, 30 de agosto de 2009
CRONICA > RICHARD STALLMAN, EL PADRE DEL SOFTWARE LIBRE, EN BUENOS AIRES
El protector de pantallas
Richard Stallman es el creador del software libre, que permite que hoy en día el mundo pueda reemplazar prácticamente todos los programas pagos y además modificarlos según diferentes necesidades. Pero su trabajo no terminó ahí, y desde hace años es un feroz militante contra toda forma de restricción digital. Sus enfrentamientos recientes con Microsoft y Wikipedia han tenido repercusión mundial y su pelea tiene un poderoso principio ético y filosófico de la libertad. Esta semana, Stallman dio conferencias en Córdoba y Buenos Aires (dentro de la Wikimanía ’09), y sus declaraciones se reprodujeron en diarios y televisión. Pero Radar estuvo con él toda la semana y accedió no sólo a su perfil menos conocido, sino a un documento inédito que lo pinta de cuerpo entero.

Por Mariano Blejman

Richard Stallman no es una persona: es un software. La vida cotidiana del creador del software libre se parece más bien a la ejecución de un programa. O sea, a pesar de lo que se cree, podría decirse que fue GNU quien escribió a Richard Stallman, y que lo nombró como líder de la Free Software Foundation en 1983, después de que Stallman dejara su prestigioso lugar en el MIT. Probablemente no haya persona en el mundo más parecida a un programa de software que Richard Stallman. GNU es un acrónimo de Gnu’s Not Unix. O sea, GNU no es Unix. Como se sabe (lo repitió hasta el hartazgo Stallman durante una semana en Argentina), GNU es una serie de códigos libres que tuvieron que esperar durante casi una década hasta que apareciera el kernel Linux creado por Linus Torvalds en 1991, para hacerlo funcionar verdaderamente. Allí nació GNU/Linux, se sabe, el sistema madre del software libre, que permite a las computadoras del mundo correr programas que sustituyen a los privados como Windows o Mac.
El software libre cuenta con cuatro principios básicos para que sus líneas de código sean éticas, dice este programa llamado Stallman: “La libertad 0 es la libertad de ejecutar libremente el programa. La libertad 1 es la de estudiar el programa y adaptarlo a sus necesidades. La libertad 2 es la de poder redistribuir copias, para ayudar a la comunidad. La libertad 3 es mejorar el programa y distribuir las mejoras a la comunidad”. Se lo dijo a Radar en Córdoba, donde compartió una extensa charla con periodistas del interior del país, y con un puñado de geeks, que siempre son más o menos iguales en cualquier lugar del mundo. Y lo repitió en Buenos Aires. El mundo del software conoce esas libertades de memoria, que son cuatro aunque empiezan en cero porque para el código binario el uno es en realidad el cero. Si alguna de esas libertades no son posibles, entonces el programa es “privativo”. Esa es una palabra inventada por Stallman a comienzos de los ‘80 y quiere decir que priva a los usuarios de alguna de sus cuatro características. Millones de computadoras se basan en estas cuatro libertades desde que diversas distribuciones de GNU/Linux se hicieron usables. La versión más difundida de GNU/Linux es Ubuntu, pero Stallman dice que no es totalmente libre. La que más se acerca a la perfección es GNewSense.

LA LIBERTAD 0
Stallman parece más bien un software de reconocimiento de voz, o un sistema de inteligencia artificial, algo parecido a conversar con un GPS. Es un GPS, eso sí, con altísimo sentido del humor, y que tiene un problema con el reconocimiento de voz: Stallman es un poco sordo. Esta semana el programa-Stallman se “ejecutó” en Córdoba, donde fue nombrado visitante ilustre, gracias al Centro Cultural España de esa provincia y la Fundación Vía Libre, dirigida por Federico Heinz. Además, Stallman estuvo en FM La Tribu de Buenos Aires donde dijo, por ejemplo, después de su habitual diatriba sobre la función ética del software libre y su comparación con las recetas de cocina (“¿quién podría estar en contra de compartir recetas de cocina, como de compartir software?”) que “Ecuador y Venezuela son los dos únicos países en el mundo que tienen legislación que expresamente piden para sus agencias el uso de software libre”, que “Argentina hace bastante poco por el software libre”, y que el “software libre tiene aspectos anarquistas, socialistas y también capitalistas”. Además visitó el Inadi, donde habló en la charla “Internet y discriminación”.
Un día después, hizo descolgar unas banderas de Linux del entorno donde iba a dar la charla en el Teatro Alvear, y se dio tiempo para interpretar junto a un grupo ad-hoc de la Bomba de Tiempo coordinada por la gente de Red Panal, una versión de la “Free Software Song”, una canción de siete tiempos de folk búlgaro que también fue grabada por el programador Jono Bacon en heavy metal, y hay otras versiones. El estribillo no es de lo más ocurrente, pero con la música funciona bien: “Unete y comparte el software / Serás libre, hacker, serás”.
Pero así como suena, cada paso de Stallman resuena en todo el mundo. Invitado a inaugurar la Wikimanía ’09, el quinto encuentro mundial de wikipedistas que por primera vez se hace en el hemisferio sur, Stallman aprovechó el escenario para realizar un ataque furibundo contra Wikipedia al afirmar que el sitio rebelion.org estaba siendo censurado como fuente de referencia. Patricio Lorente, la cara de Wikipedia argentina, tuvo que salir a decir que no era cierta la censura, y que ya no era tema para los wikipedistas desde hace al menos un año. Y el asunto causó revuelo internacional: fue publicado el jueves por el enviado de The New York Times a la Wikimania ‘09.
Más allá de este planificado entredicho, los dichos de las cinco conferencias y las decenas de notas publicadas durante la semana sobre el padre del software libre fueron más o menos similares. Pero no se le puede pedir a un programa que –salvo que sea de Microsoft, claro– cada vez que se ejecute tenga un comportamiento distinto.

LA LIBERTAD 1
Pero si sus declaraciones pudieron leerse una y otra vez a lo largo de la última semana, lo que se revela a continuación tal vez no haya sido publicado en un medio impreso. A saber: habituado a viajar por el mundo en su free software never ending tour, este hombre sin casa (¡no tiene casa!) ni zapatos que se llama Richard Stallman envía un manual de uso de Richard Stallman antes de cada conferencia.
Después de una serie de disquisiciones técnicas sobre cómo titular sus charlas, cómo organizar el tiempo, resúmenes sobre su obra y sus condiciones para participar en eventos de mayor magnitud, su interés por llegar a la mayor cantidad de gente posible, Stallman pide Pepsi-Cola normal (“Me desagrada el sabor de la Coca-Cola y de todas las bebidas gaseosas dietéticas; además, participo en un boicoteo internacional a la compañía de la Coca-Cola por haber asesinado a los organizadores de su sindicato en Colombia (véase killercoke.org)”) o su propio té.
Stallman puede dictar conferencias en inglés, francés o español; y si la audiencia no comprende estos idiomas prefiere hablarle al oído a un intérprete en simultáneo que se dirigirá a los espectadores. “No estoy en contra de limitar el ingreso a la conferencia o de cobrar las entradas, pero excluir a la gente significa disminuir la eficacia del discurso”, dice y aconseja “permitir que los estudiantes, las personas de bajos recursos y los activistas políticos entren gratis, mientras los profesionales tengan que pagar”.
Como se vio en sus charlas en Buenos Aires, Stallman no acepta poner banderas de patrocinadores (en caso de que sea una corporación), aunque puede aceptar incluirlos en los folletos, lucha contra la confusión entre software libre y código abierto y se opone abiertamente a la idea de “propiedad intelectual”, ya que estima que es una manera de confundir a la población sobre tres temas distintos: derechos de autor, patentes y marcas con fines “malévolos”, como suele decir. Sobre las diferencias dice: “Son como dos partidos políticos. El software libre respeta la libertad del usuario. El open source, en cambio, a pesar de tener el código abierto, rechaza nuestras ideas de libertad aceptando programas que no se pueden modificar”, dice Stallman.
Sobre los periodistas, Stallman tiene un capítulo dedicado a ellos: pide que entiendan la diferencia entre software libre y open source y que se asegure que sus editores también entiendan la diferencia, además de hacer las entrevistas después de las charlas. Stallman prefiere entrevistas en grupo, y pide ser grabado y reproducido en formatos de software libre.
No quiere alojarse en hoteles, salvo que sea estrictamente necesario y sin dejar sus datos reales (“quiero escapar al Gran Hermano”), incluso prefiere un sofá de una casa común, viaja con un colchón inflable y tiene una especial preocupación por el aire acondicionado. Le gustan las mascotas, aunque si los gatos son muy peludos le dan alergia, y lo ponen nervioso los perros que ladran furiosos o saltan encima de la gente. “Si usted encuentra para mí algún anfitrión que tenga un loro simpático, me dará mucha alegría. Si hay alguien que tenga un loro al que pueda ir a visitar, también sería agradable”, dice. Pero pide que se evite la compra compulsiva de un loro.
Stallman rara vez usa navegador de Internet o webmail. Por eso, necesita transferir sus correos a su compu (una Lemote, de origen chino especialmente diseñada para el software libre) y se conecta mediante el protocolo SSH, que sólo usa Internet como un medio y no como un lugar en sí mismo. Es especialmente obsesivo con esto: no usa la web (esa que empieza siempre con http:), ya que obliga a dejar el rastro del IP de cada máquina y por lo tanto es más fácil saber dónde se encuentra el usuario. Esto podría explicar, entre otras cosas, que a Stallman le moleste que lo ayuden a cruzar la calle e incluso le pone nervioso que sus deseos sean considerados órdenes: “Si es de noche y las estrellas brillan hermosas, vacilo en decirlo, no sea que su sentido de anfitriones los obligue a tratar de conseguir una para mí”.
Stallman no desayuna, no le gusta el aguacate, la berenjena, la pimienta, el hígado, las ostras, la yema de huevo ni los quesos fuertes, entre otras cosas. “Nunca trate de decidir qué alimento debería comer yo sin preguntarme. Nunca asuma que seguramente me guste cierto plato simplemente porque a la mayoría de la gente le gusta. ¡Siempre pregúnteme por adelantado!” OK, Computer.

LA LIBERTAD 2
El mismo día que Richard Stallman presentaba su charla en el Teatro Alvear, se dio a conocer en Buenos Aires (y en el mundo) la nueva versión del sistema operativo de Microsoft: Windows 7. Nada casualmente, desde el cuartel general, la Free Software Foundation en Estados Unidos dio a conocer una acción llamada “Windows 7 Sin”. O sea, los siete pecados de Windows, donde advertían desde su sitio www.windows7sins.org que habían enviado una carta a 499 empresas de la lista de Forbes 500 (“no creemos que Microsoft vaya a escucharnos”, dicen). Los siete pecados están ligados a la educación, la restricción de copias digitales (drm), la seguridad, el monopolio, los programas inmodificables (standards), el formato de archivos y programas (lock in) y la privacidad.
Un día antes, en FM La Tribu, Richard Stallman llegó a ponerse increíblemente nervioso –lo mismo pasó en Córdoba cuando le dijeron que iba a tener que dar una entrevista cada 20 minutos– cuando uno de los integrantes del colectivo le propuso sumarse al “ataque acústico”. La idea de La Tribu: acercarse a la puerta del hotel donde se presentaba el Windows 7 para armar una radio pública en repudio. La acción no pudo ser: para Stallman era sulfúricamente obvio que lo que había que hacer era convencer a los periodistas de otra manera, y no que los vean como esos locos de afuera. Antes que nada, Richard Stallman es un estratega político y nadie sabía que un día después esa campaña iba a explotar en el mundo entero: “Microsoft is trashing your freedom” (Microsoft está tirando a la basura tu libertad). Por supuesto, fue levantada por los medios del mundo.
A través de Twitter pudo seguirse en estos días una disputa retórica que viene teniendo Richard Stallman con Linus Torvalds a través de diversos diarios en el mundo. Hace unos días Torvalds (creador del Linux) dijo que el odio a Microsoft era injustificado, a lo que Stallman retrucó en Buenos Aires: “Es cierto, aunque Windows desaparezca el problema va a seguir siendo siempre el software privativo”. Stallman no tiene Twitter ni Facebook ni celular (“si pudiesen usarse sin que sepan dónde uno está, lo usaría”, confesó a Radar), usa desde hace un año la Lemote china y, aunque desea fervientemente no ser encontrado por el Gran Hermano, paga en efectivo y rara vez (salvo cuando tiene que viajar en avión) da sus datos personales. Es muy fácil saber en qué lugar del mundo está, puesto que sus dichos siempre causan revuelo, provocan admiración y una influencia enorme en la comunidad. Quiérase o no, Richard Stallman marca la agenda digital.

LA LIBERTAD 3: MEJORAR EL PROGRAMA Y SUBIRLO A LA COMUNIDAD
“Soy por naturaleza pesimista”, dice Stallman. Sin embargo, Stallman tiene la capacidad de organizar (al fin y al cabo eso es lo que hacen los programas) los claroscuros del mundo digital. De todo lo que dijo esta semana, cabe puntualizar algo:
Deploró la aparición del libro electrónico de Amazon llamado Kindle (Encender, en inglés “eso es lo que quiere hacer Amazon con los libros”, repite), porque Amazon decidió borrar hace algo de un mes de todas sus computadoras copias piratas del libro 1984 de George Orwell.
Sostuvo que el problema de las redes sociales no tiene tanto que ver con el software libre sino con que, aunque el software de la red social sea libre, los datos allí dejados serán públicos (recomendó a una red social hecha con software libre poner un cartel que diga algo como “toda la información aquí publicada será conocida por el Gran Hermano”).
Afirmó que un día le mandó personalmente como donación 100 dólares al periodista independiente Greg Palast (el que descubrió cómo se robó la reelección de George W. Bush en Estados Unidos).
Y aseguró que él no hace futurología pero... hay que decirlo, predijo hace por lo menos 30 años cómo iba a ser el mundo actual. Y trabajó para que sea distinto.
Al fin y al cabo, eso es Stallman: un ordenador. Y cumple con las cuatro libertades.

martes, 25 de agosto de 2009

DemocRACIA & sus demonios

Well well well. No comments.
Calle Santa Isabel, Madrid.

Otro íncubo madrileño venido del más acá.
Lavapiés, Madrid.

GraFoS AteniENseS

De sirenas y piratas milenarios.



La Llorona también se aparece en Atenas...
Atenas, 2006.

martes, 18 de agosto de 2009

Estadio Vidente Calderón, desde el Río Manzanares







Atleeeeeeeetico de Madrid!! Que conste que escribí ViDente, no ViCente... Antes de que lo derrumben... Snif!



Grafos madrileños

Parquecito frente a la Iglesia de San Francisco.

Barato! For sale!



viernes, 20 de marzo de 2009

Se busca NoViA...


Cuando la realidad cotidiana supera a la más vistosa ficción. El anuncio apareció en un diario en México. Dios bendiga a los nobles de corazón...

(Vía Analeine)


lunes, 26 de enero de 2009

Gym&TV

¿Por qué no crear un gimnasio nuevo donde se obtengan premios al cumplir los objetivos propuestos?
Los participantes, de todo tipo, estarían atentos a las metas, a los retos. Acudirían con ánimo y ganas reales a ejercitarse, ganar o perder peso, moldear su silueta, etc. Rogarían por salir en TV o realizar un viaje por el caribe, a cambio de vivir militarmente tres o cuatro meses en un gimnasio. ¿O no?
Ala, guionistas y productores, que les regalo la idea...
De nada.

domingo, 25 de enero de 2009

Remedios para la Crisis

"En estos momentos no se me ocurre una política más popular que fusilar a los banqueros y nacionalizar los bancos. Puede incluso permitirle a (Gordon) Brown ganar unas elecciones. Bien pensado, hasta podría sacarnos a todos de este follón".

Philip Stephens, analista político del Finantial Times.

Boys & Girls 2.0

Otra joyita que me topé por ahí... Sin palabras.

video

jueves, 22 de enero de 2009

Snowy day in MadCity

Ni los de Meteorología esperaban esto. Viernes 9 de enero de 2009 en Madrid, día memorable por caótico (sobre todo para los que todavía se mueven en coche...) y porque este pueblo no está preparado para semejante extremosidad. Yo volví a ser un chaval durante varias horas. Las fotos están tomadas en el Parque del Retiro y desde un sexto piso de la Calle O´Donnell.

Esta fue tomada por el gran Edu...
Otra del mismo autor.





Naturaleza verdiblanca con detalle color vino Ribera del Duero.



Boys & Girls

He encontrado estas imágenes por ahí. Pertenecen a la campaña publicitaria de una famosa marca de cerveza. No tienen desperdicio porque, entre otras cosas, concentran de forma simpática y efectiva muchos de los dilemas, teoremas y dialéctica de los asuntos del género humano: Hombre vs. Mujer.




jueves, 8 de enero de 2009

Grandes Frases

Estas que vienen son redondas frases redondas...
Primero, el filósofo Leszek Kolakowski opina sobre las previsiones de futuro:
"Piense solamente en los profetas actuales -por ejemplo, en los economistas, gente lista y competente- y en sus predicciones, que a menudo sólo sirven para tirarlas a la papelera al cabo de un año."
Y después, el escritor israelí Amos Oz (que sueña con la paz entre Israel y Palestina...) comenta, con espeluznante acierto, sobre el significado de nuestras vidas:
"Las personas trabajan más de lo que deberían, nada más que para ganar una mayor cantidad de dinero que en realidad no necesitan, con el fin de comprarse objetos que en realidad no necesitan y de impresionar a unas personas a las que en realidad no quieren."
Nada mal para una época de crisis.

viernes, 2 de enero de 2009

TapiceRíA en sEpiA

Esta foto es increíblemente expresiva.
El paso del tiempo y los elementos.

Nice.


Panorámica del grafi-mural. Calle Lavapiés, Madrid, verano 2008.



viernes, 19 de diciembre de 2008

Renacentistas del siglo 21






19/12/2008


Se baja de un taxi sonriendo y entra en la terraza del restaurante neoyorquino Pastis arrastrando su maleta. El arquitecto catalán Enric Ruiz-Geli viaja a Nueva York a menudo para supervisar la futura remodelación del Acuario de Coney Island, en Brooklyn, el más antiguo del país. Su proyecto ganó en 2007 el concurso con el que la alcaldía espera impulsar el renacimiento urbanístico y cultural de un área donde los intereses inmobiliarios se enfrentan a un vecindario en lucha por el carácter social de la zona.

Su acuario aspira a iluminar en cuatro años el skyline de Coney Island con su red de escamas externas, que absorberán la luz del día para reproducirla de noche a través de un entramado de luces creadas por su estudio, Cloud 9.


El proyecto está en el centro de esa encrucijada tan actual en las urbes del siglo XXI: intereses económicos versus responsabilidad social. Y este arquitecto, que tras sortear reuniones y burocracia ahora puede por fin sentarse a saborear una cerveza belga y uno de los célebres steaks de Pastis, tiene claro hacia dónde debe girar la balanza. "La arquitectura hoy tiene la misión de abrirle los ojos a la sociedad. Estamos rodeados de un marketing brutal, nuestro hogar lo diseñan Ikea y Telefónica, nos dicen que tenemos que hablar por teléfono desde la bañera y desde el coche y que si no llamas a tu abuelo le harás infeliz. ¿No tendría más sentido que le hicieras una visita? Crear comunidades donde niños y abuelos puedan coexistir es posible, pero hace falta apostar por ello".


El autor del premiado hotel Forest de L'Hospitalet lo dice con el entusiasmo de quien ama una profesión que le permite compaginar sus aspiraciones creativas con sus ideales sociales. La vía son proyectos insólitos como la fábrica de nubes en medio del desierto que está creando para que el rey de Bahrein devuelva la lluvia a su país. "Hay que mirar hacia esta profesión con visión renacentista. La arquitectura tiene que volver a integrar las artes y las ciencias. ¿Quiénes son los artesanos del siglo XXI? Los programadores de software, los graffiteros, los que hacen música en la calle... La arquitectura tiene que trabajar con ellos para mejorar las ciudades".


Abordar el acuario está siendo "un master en democracia". Su proyecto pasó el filtro de nueve agencias públicas y asociaciones de transexuales, colectivos rusos e incluso ángeles del infierno: "Fue una lección de civismo increíble. Ojalá en España aprendieran a integrar a todas las comunidades en las decisiones de interés público".


Este arquitecto que dice que morirá ejerciendo otra profesión "porque en la vida hay que ser varias cosas", se entusiasma hablando del futuro. "La revolución pendiente es que los ciudadanos pasemos de consumidores de energía a productores". En ese sentido también es pionero con un plan para crear una ola artificial frente a San Sebastián que generará energía utilizando el mar. "Será una catedral de agua salada con música dentro, pero es una máquina concebida para demostrar que la cultura se adelanta al negocio. Antes de que cuatro poderosos se apropien de la energía del mar, la sociedad tiene que demandar su uso público".

miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿Jesús nació en Navidad?

Acabo de conocer este chascarrillo anecdótico, y como la navidad está tan cerca y estamos en crisis, pues qué mejor que echar una risa teologal...

Cuando descubrieron la momia de Jesús en Jerusalén, los franciscanos decían: es cierto lo que sufrió por nosotros, las heridas están a la vista, debemos amarlo todavía más.
Los dominicos se plantearon: cuidado, que si está aquí es que no ha resucitado, vamos a tener problemas con el dogma.
Y los jesuitas dedujeron: ahí lo tenemos; por tanto, ha existido.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Me parece un buen regreso, feroz y serio a un tiempo, después de meses de ausencia... Que disfruten!

Artículo de Arturo Pérez-Reverte publicado en XL-Semanal.

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera.
No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía.
De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.
Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.
Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Ed ucación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.
Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente -recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante.
Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet.. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio.
Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.

Arturo Pérez Reverte, 2008.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Luna madrileña en Navidad

A lo largo de la historia muchos han sido creyentes de esa teoría que hace de la luna una vía de escape a otros mundos, a otro universo. Un agujero blanco por donde se cuela una luminosidad especial que nos susurra la posibilidad de una forma de vida blanquecina, etérea, lejana. Junto al gigantesco árbol navideño que han puesto en el Palacio Real de Madrid, esta lunita parece sólo otra de las luces que visten esta escultura, una luz inquieta que se ha escapado del resto y que avanza por la noche con la idea firme de vivir a tope el 2008.

La familia

Mi hermana Ari (izq.) y mi prima Elena, ambas super guapas, mujeres sensibles e inteligentes que se abren paso en medio de una sociedad machista a base de talento. Una pequeña muestra de lo guapa que es mi familia, je!

viernes, 14 de diciembre de 2007

Christian Jean Pastor SJ



Placas tectónicas, imperios devastados, ingeniería telúrica, telarañas en erupción, continentes sumergidos, planos medievales, la peste, los besos arrancados, la extrema luminosidad posada en la sombra de un callejón olvidado en el casco viejo de Salamanca, España, mientras recuerdo las fotografías de un jesuita que camina a su aire, que piensa por libre, que un día esperó durante horas para fotografiar el instante preciso en que el sol dibujaba una textura terráquea en algún otro callejón olvidado de Guanajuato, México. Y todo está comunicado, entrelazado, y somos sólo vibraciones musicales de este gran concierto que es el uni-verso.
Un homenaje modesto al maese Christian, que nos enseñó a mirar con ojos desobedientes y cristalinos, inquietos, místicos. No seré el único que le debe las bases firmes del conocimiento de la imagen, de las artes gráficas y visuales. Pero aunque somos muchos los que hemos pasado por sus clases sólo algunos hemos comprendido las señales.

jueves, 13 de diciembre de 2007

¿Por qué no te callas?


Pasemos por alto el simpático errorcillo gramatical y, por favor, no hablemos de sintaxis por que tendríamos que recurrir al Defensor del Lector. Y el tiempo no sobra.
Unos días después de la rápida cátedra retórica del monarca español al listillo comandante venezolano, durante un paseo por el casco antiguo de Salamanca encontramos estos escaparates, cerrados por ocasión de la Siesta (con "s", esa mala costumbre).
Algún teórico de revista diría que es otra muestra del consumismo salvaje. Yo no sé. En este caso se traspasa el hecho de comprar sin más para añadir un elemento de identificación, de orgullo, de fe en una forma de vida. La Europa monárquica, eclesiástica, temerosa y viejísima que se mira el pubis y rezonga en cuanto se distrae su emulación.
Aunque lo raro es definir el tipo de ser que vestirá tal camisetita. Quizá es para perros-rata finos, de esos que caminan igual de nerviosos que sus dueños y sufren de problemas digestivos debido a su ansiedad postfashion. O quizá es para bebés, para inculcarles desde pronto la abolición de la propiedad pública y del Estado laico, el odio por los revolucionarios de pacotilla y los bufones utilizados por el imperio de turno, para inyectarles el amor por una institución tan vetusta pero pletórica de simbología como la Corte.
Probablemente se trate de una campaña para acabar con el fastidioso hablar por hablar que se practica a diario en nuestras modernas sociedades: canturrear sin decir ni pío, entonar sin finalizar una sola aria. La falta de sentido cuando hablamos es demencial. Escuchen un poquito, primero.
Quizá estas camisetitas quieren, en el fondo, enseñar a los niños a callarse antes de decir estupideces, recordarle a nuestro interlocutor que existen límites, que hay turnos, que la libertad debe ser igualitaria. Apoyar el derecho a la charla, a la conversación, al diálogo. Así me gustaría pensar. Ojalá.
O quizá sólo se trate de aumentar la pésima autoestima de los perritos-rata con flato.

Prohibido soñar

¿Ironía o cinismo? Lo mejor es la provocación, que para eso sirve.
Iglesia de San Francisco el Grande, Madrid.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Bjork en mercadito de Guadalajara, Mx




Un paparazzi mexicano ha tomado estas fotos de la cantante más alternativa de los polos nortes, aquella que nos hizo bailar mucho al frente de los Sugar Cubes. Al parecer, su concierto en Guadalajara fue brillante y generó gran entusiasmo. As usual. Bjork no pudo resistir darse un paseíllo por un mercado popular allá en la tierra del tequila. El bodyguard despistaba pero su pequeña hija será igual de curiosa que la madre.

jueves, 6 de diciembre de 2007

Retrato

Este retrato de mi rostro y reflejado en dos partes fue realizado por el artista venezolano Ronald Zambrano hace, quizá, cinco años. La foto pertenece a la apertura de una exposición con más obra suya, en el Lamiak, el enclave-bar-vasco en plena Cava Baja madrileña. En su interpretación del retrato me tapó la boca por que a veces no paro de hablar, pero también por que supo que, cuando ejercí el periodismo en México, fui objeto de censura no pocas veces.
Y lo peor de la censura manifiesta en los medios de comunicación es que al final el propio periodista termina por autocensurarse, sabedor de los entresijos de la línea editorial, de la política mediática, de la falta de coraje.
Gracias a Ronald por el ojo cínico, por siempre y salud!

viernes, 23 de noviembre de 2007

Tushar Gupta

Este es el equipo mexicano de cricket. Sí, aunque no parezca posible. Están enrrachados. Ganaron un torneo a nivel Norteamérica hace un mes, contra todo pronóstico. Y hace un par de semanas han ganado la Copa Centroamericana de cricket, al vencer en la final al combinado de Belice. El primero por la derecha, con gorra, es Tushar Gupta, un mercader indúe asentado en México desde hace años.
Somos amigos desde hace mucho tiempo por que compartimos una casa en Guadalajara, México. Una casa que había pertenecido a un narco de medio pelo y tras su captura las autoridades la subastaron al mejor postor. Digo esto porque en dicho hogar organizamos muchas y grandes fiestas, gracias a la buena energía y también a la pequeña cantina que era el corazón de aquel lugar. Una cantinita circular, con asientos acolchados en terciopelo, barra de madera y botellero empotrado en la pared. Alrededor de este pequeño corazón nos reunimos siempre con cualquier pretexto.
Ahora Tushar es un campeón del cricket. No todo lo que los ingleses inseminaron en sus ex colonias fue negativo. Un ciudadano de la India que juega al cricket, vive y trabaja y se enamora en México, aprende chino en sus ratos libres: eso es globalización.

La fábula de las regiones

Se acaba de publicar el último libro de Alejandro Rossi, Edén. Va entonces unas líneas sobre otro de sus singulares libros, aparecido hace muchos años.
*
Hace un tiempo encontré un libro de Alejandro Rossi, La fábula de las regiones, en la biblioteca del Instituto de México. Fue una sorpresa refrescante porque yo, distraído de nacimiento, buscaba otras cuestiones y ahí estaba este librito editado por Anagrama justo después del éxito del Manual del distraído.
Se trata de una serie de relatos con el leit motiv de la Región Geográfica como diferenciación política, cultural y hasta genética. Rossi nunca escribe una sola palabra de sobra. Es un deleite -en esta época de libros que sobrepasan las 600 páginas de verborrea campante- encontrar un libro que basa su poder en la economía y precisión del lenguaje (135 páginas con tipo grande y generosos márgenes). Es notorio que Calvino todavía tiene lectores.
Pero también Faulkner y Onetti tienen en Rossi a un lector serio. Los relatos de La fábula de las regiones poseen ese componente climático (el bochorno, los sudores, la inclemencia) que se cuela por las narices y los poros de la piel hasta llegar al alma. Y trastornarla, delinearla. Ahí están las mismas historias ancestrales, los triángulos amorosos entre familiares (tan viejos como el cencerro de las ovejas), la puñalada por la espalda del amigo, la hembra caliente que derrite al más templado, los ideales disfrazados de soldaditos de juguete.
La desesperanza dibuja cada relato pero con gotas de humor ligero, casi elegante, a diferencia de la absoluta falta del mismo en la mayoría de textos onettianos. Rossi opta por sonreír de vez en vez ante la repetición de los mismos pecados latinoamericanos, los mismos errores heredados del catolicismo, la larga mano negra de la civilización occidental. Una forma sabia de ofrecer su visión del mundo a partir de la creación del lenguaje.
Un detalle formal: el alto registro de sus comparaciones, la exactitud de sus metáforas.
Un libro que da gusto leer. En verdad.
Van algunas líneas.
“La cortesía de un negro, Lorenzo, puede ser exquisita. Hay una suavidad de mirada y de tacto que sólo ellos tienen.
“-¿Usted cree en la Patria, Don Leandro? –Por supuesto, aunque no aspiro a comprenderla. Que quede claro.
“La verdadera patria son las regiones, no esas fronteras de tinta china creadas por la diplomacia.
“(…) el Colegio de Historiadores es una de las instituciones más cuidadas por nuestro gobierno. Entrar allí es un privilegio y un alto honor. La tarea de ellos, Don Fernando, es inventar la Patria, darle forma, jerarquizar el endiablado remolino de los acontecimientos, ordenar las innumerables opiniones que recorren, como pájaros extraviados, estas interminables regiones.
“Tenía ojos de pasajero, de muchacho que ha viajado solitario por nuestros laberintos fluviales.
“(…) la velocidad se paga con la vejez prematura, con ojeras de carbón y con una curiosa forma de la desolación. Mirar las cosas con lentitud ha sido mi invariable divisa y no puedo quejarme de los resultados.
“El amor es así, necesita confirmación, un espejismo que exige realidad.
“Nunca entramos solos al amor, están con nosotros quienes nos precedieron, genealogías iluminadas u obscenas cuyo origen exacto ignoramos.
“Los viejos, Marielita, tenemos que aprovechar el amanecer. Ya estoy muy tieso para hacerte el amor en la hamaca. Vámonos para allá.
“También es verdad que sabía darle al amor, con astucia de anciano, un aire de postrimerías, de necesidad vital, de medicina, de jugarse la vida, que ningún joven, salvo los enamorados de la muerte, pueden combinar.
“A veces, cuando se cansaba de hablar, se resbalaba por el costado de la flaca nazarena y le acariciaba el pezón con la lengua y luego abría la boca, becerro viejo, para que el seno opulento se la llenara”.

Testamento

Como la selva virgen,
me alimento de mi propia muerte.

Capullo Pepino

No sé por qué tomé esta foto, me parece muy cagado, muy infantil. No se me ocurre otra cosa más que reirme de este pequeño mameluco. Lo bauticé como Capullo Pepino, o Pepino Capullo. Je!
Calle de la Cruz, Madrid.